I JORNADAS DERECHO Y MONTAÑA DECÁLOGO DE CONCLUSIONES

El Ilustre Colegio de Abogados de Huesca, ICAHU, plenamente consciente de las implicaciones existentes entre el disfrute pleno de las actividades al aire libre y en la naturaleza, así como de las diversas cuestiones relacionadas con la responsabilidad, y los accidentes en el mundo de la montaña, organizó las I JORNADAS sobre DERECHO Y MONTAÑA, en la localidad pirenaica de Boltaña durante los días 27, 28 y 29 de noviembre de 2015.
Hay que tener en cuenta que la montaña es un espacio que cada vez atrae a un mayor número de personas para la práctica deportiva con variedad de usos no siempre fáciles de conciliar (senderismo, caza, micología, pesca, rafting, etc.). Asimismo, como usuarios, nos encontramos con más y mayores iniciativas económicas que se suman a los tradicionales aprovechamientos del medio natural como estaciones de esquí o empresas de aventura.
La masificación de la montaña trae la necesidad de regulación y de respuesta jurídica adecuada. De ahí que sea preciso que el Derecho entre a regular y resolver los muchos conflictos que puedan presentarse, en el conjunto de las numerosas actividades que las personas realizamos en la naturaleza.
El ICAHU quiere recordar la obligación que tienen todos los poderes públicos de escuchar y dejarse asesorar por los mejores especialistas y profesionales vinculados al mundo de los deportes de montaña. Huesca, todo Aragón, tiene vocación de ser un referente a nivel nacional y europeo en materia de seguridad en montaña.
Igualmente, el ICAHU agradece la respuesta y repercusión mediática que han suscitado estas primeras Jornadas e invita a los medios de comunicación a seguir siendo el mejor vehículo de información y formación, para concienciar a la población sobre la importancia de la formación y la seguridad en la naturaleza.
Con todo lo anteriormente expuesto y tras dos intensas jornadas de debates, el Colegio de Abogados de Huesca considera que el contenido de las Jornadas tiene reflejo en el siguiente.

DECÁLOGO:

  1. Uno de los grandes retos del siglo XXI es la implicación de las Administraciones Públicas a todos los niveles (locales, comarcales, regionales y nacionales) en crear una cultura de seguridad en el medio natural.
  2. Tan importante es favorecer la práctica de actividades en el medio natural desde edades tempranas, como poner los medios necesarios para evitar los numerosos accidentes en actividades realizadas con menores.
  3. Todas las empresas de esquí y turismo activo deberían tener obligatoriamente unas normas reguladoras similares en todas las comunidades autónomas, para poder competir en igualdad de condiciones de mercado y, así, poder ofrecer iguales condiciones de seguridad a todos los consumidores de sus servicios.
  4. Es imprescindible y urgente la comunicación y coordinación de los diferentes equipos de rescate actuantes. Es absolutamente necesario para optimizar este servicio, así como para diseñar campañas de prevención adecuadas basándose en datos de siniestralidad homogéneos.
  5. Un rescate aéreo de calidad exige pilotos, sanitarios y especialistas, que sean policía judicial. Cualquier otro modelo tendrá deficiencias, especialmente si está privatizado. De esta forma, nos manifestamos en favor del denominado modelo aragonés de rescate fundamentado en la gratuidad y alta especialización, a cargo de miembros de la Guardia Civil con atribuciones de policía judicial.
  6. Debe ponerse remedio inmediato a la diversidad de criterios y contenidos de normas autonómicas de contenido medioambiental, deportivo o turístico con repercusión en los deportes de montaña.
  7. El análisis de la realidad nos lleva a remarcar la necesidad de la incorporación de juristas a los equipos técnicos que elaboran normas reguladoras de la actividad en las montañas.
  8. Como conocedores directos de estas eventualidades, sería conveniente contar con la creación de listas especializadas de peritos en procesos judiciales con conocimientos técnicos sobre las actividades de montaña, agilizando así su resolución.
  9. Es necesario promover programas de formación sobre actividades de montaña para jueces y magistrados.
  10. Dado que toda actividad en la naturaleza finaliza una vez se ha regresado al campo base (casa, refugio, coche, etc.), es necesario y recomendable sensibilizar a toda la sociedad, para que conozca los riesgos de las actividades en la montaña y el modo de prevenir los accidentes. Las campañas de prevención son la mejor herramienta.